Tipos de sacacorcho de vino

¿Cuál es el mejor sacacorchos de vino?

Los sacacorchos de vino son elementos muy importantes a la hora de destapar botellas como las de vino y, aunque parezca algo sencillo, a la hora de elegir uno hay puntos para tomar en cuenta,  pues si este es de mala calidad puede partirse a la hora de ejercer presión y, entonces, dejas la cena o la reunión a medias sin perder servir tu bebida.

Existen varios tipos en el mercado y cada uno tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, pero sobre todo hay que considerar hacer una buena inversión para tener esta herramienta por mucho tiempo, ya que como se dice popularmente lo barato sale caro a la larga.Tipos de sacacorchos

El sacacorchos de 2 tiempos o impulsos

Sacacorchos-profesional 2 tiempos
Vin Bouquet FID 007 – Sacacorchos profesional de dos tiempos

Este sacacorchos es uno de los más usados, sobre todo, en restaurantes, pues es fácil y rápido de usar, tiene mucha precisión por lo que es muy utilizado por profesionales y aficionados que tienen algo de experiencia.

Tal y como su nombre lo indica se hacen falta dos tiempos o pasos para poder abrir una botella con él. Es pequeño y viene equipado con una cuchilla o corta cápsula para eliminar el papel que envuelve el corcho.

Un punto positivo de este sacacorchos es que es sencillo de utilizar y además es muy preciso. Sin embargo, posee un punto negativo y es que los principiantes pueden tener dificultades a la hora de usarlo.

Sacacorchos de alas

Este sacacorchos es, quizás, el más utilizado y común. Su uso es muy extendido y su nombre se debe a que se necesitan dos puntos de apoyo para poder utilizarlo.

Está diseñado de tal manera que con él se puede abrir una botella sin necesidad de sr un experto y sin tener mucha fuerza para su uso. Solo se inserta su espiral en el corcho y luego se ejerce presión en sus dos alas, una a cada lado.

Lo positivo de este sacacorchos es que al ser el más usado, casi todo el mundo lo sabe utilizar y se consigue en cualquier tienda a precios accesibles. Sin embargo, es muy grande y ocupa mucho lugar para ser guardado.

Sacacorchos en T

A pesar de ser el más elemental y a veces de diseños elegantes es el menos práctico, pues no posee puntos para ejercer presión y se necesita de fuerza para sacar el tapón. Posee un espiral que se inserta en el corcho, pero debe sacarse a pulso y con fuerza y esto puede ocasionar desastres y derrames del vino.

Si no eres fuerte y experto en usarlo, puedes hacer que el corcho se rompa y caigan partículas al vino. Un punto fuerte de este sacacorchos es existen muchos diseños atractivos y de precios muy accesibles, pero su punto débil es que su uso es complicado y requiere de habilidad y fuerza para abrir la botella.

Sacacorchos de rosca

Esta herramienta resulta ideal para quienes no poseen mucha experiencia en el uso de estos artículos. Es muy fácil de utilizar debido a que solo se debe girar para un lado para que salga el corcho y no amerita mucho esfuerzo. Su punto fuerte es que es práctico y sencillo de usar y su punto negativo es que ocupa mucho espacio (al igual que el de dos alas) y su precio suele ser elevado en comparación a otros.

Sacacorchos de láminas

Este tipo de sacacorchos es muy recomendado para botellas muy añejas, pues permite sacar el corcho sin que haya peligro de ruptura, además con él se puede volver a meter el corcho en la botella sin problema. Su punto positivo es que no estropea el corcho y puede volver a guardarse la botella tapada. Su punto negativo es que se requiere saber usarlo, pues si no se utiliza adecuadamente el tapón puede caer hacia dentro de la botella.

Sacacorchos eléctrico

Diseñado usando la tecnología, este puede ser alimentado con baterías AAA, con cargador USB o con pilas compactas y cargador y está pensado para aquellas personas que quieren abrir sus botellas sin problemas. Solo hace falta colocarlo en la tapa de la botella, apretar el botón y accionarlo hasta que la botella queda abierta.

Su punto fuerte es que su uso es muy sencillo y no se necesita tener experiencia previa para usarlo. Np obstante, es necesario tener baterías o electricidad para poder usarlo, además de que los buenos modelos suelen ser costosos.

Sacacorchos de palanca

Basta con ubicarlo en  cuello de la botella y hacer funcionar la palanca hacia abajo para que el espiral penetre el corcho y luego se debe jalar la palanca para sacarlo. Su punto fuerte es que es muy fácil de utilizar, pero su punto negativo es que ocupa demasiado espacio.

Sacacorchos de aire comprimido

Sacacorchos-de-aire-comprimido
MAVIE Sacacorchos de Presión de Aire

A pesar de que es muy fácil de usar, este sacacorchos es de uso menos difundido. Su mecanismo se activa al introducir una aguja a través del corcho y bombear aire  hasta que el corcho salga de la botella. Un punto a su favor es que no amerita experiencia ni fuerza para su uso. Pero, en su contra hay que decir que al utilizarlo puede remover sedimentos y alterar el sabor del vino.

Rate this post

Leave a Comment